Archivo del Autor: la Tabla Parlante

Cómo consultar la tabla ouija sin correr riesgos


pcaceres
Conocida como el juego de la copa, esta practica despierta temor. Sin embargo, puede llevarse a cabo con seguridad, siempre y cuando se tomen precauciones.

La tabla ouija ha ganado fama de peligrosa porque por su intermedio se pueden contactar entidades de otros planos, seres fallecidos almas errantes y no siempre estas criaturas son benévolas. Abundan los testimonios de accidentes funestos, muertes inexplicables y todo tipo de sucesos desgraciados que afectan a quienes practican esta forma de comunicación espiritista. El problema principal es que mucha gente cree que se trata de un juego y no conocen los riesgos que implica contactarse con fuerzas del mas allá. Como sucede en la mayoría de las veces, la ignorancia se convierte en el peor enemigo. Si usted quiere intentar comunicarse con otros planos de la realidad a través de la tabla ouija, lo primero que debe hacer es informarse bien acerca del tema y conocer al pie de la letra las precauciones que hay que tomar para que no se convierta en una experiencia peligrosa.

Una practica exitosa

Es imprescindible que el grupo participante reúna los siguientes requisitos:

  • Debe existir la máxima afinidad entre sus miembros, ya que el fenómeno se rige por mecanismos de simpatía. Cualquier tipo de dispersión entre sus componentes dificultara el posible contacto y la categoría del mismo.
  • Los participantes deben ser buenos emisores y receptoria telepáticos.
  • Un miembro del grupo debe actuar como líder, como hilo conductor entre la entidad con la que se conecta y el grupo; es decir, debe constituirse en un canal psíquico a través del cual la comunicación tiene lugar.
  • La tabla ouija no debe ser utilizada por niños ni por individuos que aun se encuentren en proceso de formación de su personalidad ya que, en estas condiciones, el mecanismo de autodefensa psíquica no esta debidamente desarrollado y, en tal sentido, estas personas pueden ser fácilmente vulnerables.
  • El mejor momento para llevar a cabo una sesión es por la noche, a la luz de las velas o una fogata.
  • Es imprescindible proteger el espacio en el que se trabaja, trazando un circulo imaginario de proteccion. Asimismo, conviene meditar en silencio antes de iniciar la practica, para fortalecer el campo aurico y crear una barrera de defensa contra todo mal. Lee el resto de esta entrada
Anuncios

Recopilación Revista Enigmas 1999


Investigación Dr. Jiménez del Oso
Recopilación Revista Enigmas 1999

Cassette del nº 2 de la revista Más Allá sobre psicofonías (1989)


CARA A

http://www.ivoox.com/fernando-jimenez-del-oso-psicofonias-rev-mas-alla-cara_md_247728_1.mp3″ Ir a descargar

CARA B

http://www.ivoox.com/fernando-jimenez-del-oso-psicofonias-rev-mas-alla-cara_md_247739_1.mp3″ Ir a descargar

En 1989, Fernando Jiménez del Oso,  fue fundador y primer director de la revista Más Allá de la Ciencia, que obtuvo una buena acogida del público. El número 2 de esta revista, distribuido en abril de ese mismo año incluía una cassete con supuestas psicofonías que alcanzó una notable difusión, y de la que se vendieron 200.000 ejemplares (incluyendo una segunda edición). En 1991 pasaría a fundar y dirigir otra publicación: Espacio y Tiempo, desaparecida cuatro años más tarde; dando paso en diciembre de 1995 a la revista Enigmas del hombre y del universo, que dirigió exitosamente hasta su fallecimiento en 2005.

[Fuente aquí]

Mesas parlantes de Urítiba


Después de varios encuentros periódicos, en los que se ponen a prueba diversos rituales o fórmulas, comienzan a producirse una serie de fenómenos que responden a un patrón concreto. Por lo general, al principio se escuchan unos pocos crujidos o se detectan desplazamientos casi imperceptibles de la mesa, que suelen atribuirse a causas naturales fortuitas. Pero poco a poco los crujidos se transforman en golpes de variadas características e intensidades que pueden escucharse también en distintos lugares de la habitación en la que se encuentra el grupo. Otra característica de este fenómeno es que los desplazamientos se hacen cada vez más complejos y se producen notables inclinaciones y verdaderos “paseos” que obligan a los asistentes a esforzarse cada vez más para permanecer junto a la mesa. A partir de ese momento la mesa se comporta como si estuviera animada por alguna fuerza invisible e inteligente. Suele acordarse códigos de golpes o movimientos para “conversar” con ella. No todos los grupos han tenido suerte. Unos abandonan los encuentros después de semanas o meses de reunirse infructuosamente y otros logran progresar hasta distintos estadios intermedios. También difieren sus interpretaciones: algunos creen percibir a seres desencamados operando, mientras que otros se inclinan por imaginar fuerzas desconocidas relacionadas con uno, varios o todos los presentes. En la actualidad apenas existen colectivos dedicados a reproducir estos fenómenos. La mayoría de los que hay son grupos cerrados. Sin embargo, cuando visité la ciudad brasileña de Curitiba en 2004 con ocasión de la celebración de un congreso de parapsicología tuve ocasión de ver y practicar personalmente con mesas “danzantes”. Fue una experiencia fascinante, aunque -por supuesto- no detecté actividad psicokinéüca como, por ejemplo, la levitación de la mesa sin contacto. Lee el resto de esta entrada