¿Hay alguien ahí?


Un equipo de ‘Latidos Urbanos’ asiste en una casa de Murcia a una sesión de Ouija con miembros de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas

«Toma nuestra energía. Cuando conozcas nuestro código Ouija ve al centro. Y ahora, dinos tu nombre». De esta manera comienza una sesión de Ouija Francisco Azorín, uno de los mayores expertos de este fenómeno en España. Según afirma el investigador la Ouija es una herramienta más para estudiar lo desconocido, ya que desde el principio de la historia el hombre siempre se ha preguntado por el sentido de la vida, de la existencia del más allá, sobre la muerte y sobre lo que hay después de ella. Estas son algunas de las principales cuestiones a las que el ser humano ha intentado dar respuesta. Muchas de las interrogaciones que asaltan a la humanidad forman parte de lo inexplicable, de lo paranormal, de lo que no percibimos a simple vista. En el camino para encontrar esas revelaciones, el hombre siempre ha utilizado diversas herramientas que le sirvieran para lograr ese objetivo y responder a preguntas existenciales. Uno de esos útiles es la Ouija.

Un equipo de Latidos Urbanos asistió la pasada madrugada del sábado a una sesión de Ouija en una casa en Murcia, en un estudio que forma parte de una investigación iniciada por miembros de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas (SEIP).

Según cuenta Antonio Pérez, coordinador de la SEIP en Murcia, en la casa se están produciendo fenómenos paranormales desde hace varios meses. «Aquí murió una niña y desde ese momento la familia está padeciendo situaciones que les angustia. Escuchan risas por la noche, correteos por el pasillo, las cosas se cambian de sitio, incluso una vez algo tiró del mantel y todo lo que había encima cayó al suelo. Están desesperados. Este fue el motivo por el que se ha iniciado un estudio multidisciplinar en esa casa», asegura Pérez. Son las doce de la noche. Al entrar a la casa un olor a antiguo y a cerrado embiste a los sentidos. Al final del estrecho pasillo el salón se descubre viejo, sin vida. El antiguo aparador aguanta unas pocas fotos de comunión que recuerdan a la niña que falleció en esa vivienda. En una habitación contigua el calor es insoportable. Ese es el lugar elegido para iniciar la sesión de Ouija.

«Para que todo salga bien lo más importante es que exista afinidad entre los participantes», señala Francisco Azorín.

Mientras, Pedro Amorós, presidente de la SEIP, prepara un polígrafo para realizar un experimento mientras se desarrolla la sesión. «Con esto vamos a ver que cambios se producen en los cuerpos de los participantes cuando se produce algún contacto o manifestación», afirma. Todo está preparado para intentar contactar con el más allá. El tablero Ouija, alrededor del cual se colocan los investigadores con el brazo extendido y con un dedo apoyado levemente en el master (un vaso). «¿Hay alguien ahí!».

Acerca de la Tabla Parlante

Este blog contiene información variada sobre la tabla Ouija, aunque procuramos citar siempre las fuentes, si encuentras que la información mostrada aquí te pertenece y deseas que sea retirada o modificada, tan sólo debes escribir un correo a latablaparlante@hotmail.com

Publicado el octubre 17, 2009 en Ouija y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: